La peña

apenyaLa asociación Peña Fragatina nació en las fiestas del Pilar de 1973 como una iniciativa de la gente joven para disfrutar de unas Fiestas distintas a las vividas hasta entonces.

La razón de su nacimiento fue la ausencia de unas Fiestas patronales que estuviesen de acorde con los mas jóvenes, ya que hasta entonces no tenían ningún aliciente por lo aburridas que eran y la falta de actividades en las que pudieran participar de una forma activa. Se trataba de unas Fiestas de traje y corbata en las que se acudía por inercia al fútbol, al cine, al baile y a cualquier otro tipo deactividad como atletismo, tiro al plato, conferencias o exposiciones.

El viaje que, en agosto de 1973, hizo una representación de la ciudad a Huesca para llevar fruta a las hermanas de Santa Ana, durante las Fiestas de San Lorenzo, fue una de las causas que aceleraron su aparición. La gente joven que se desplazo quedo sorprendida del gran ambiente que se encontraron. Los peñeros vestidos de blanco cantando y bailando por las calles al son de la Charanga y haciendo participes a todos los que visitaban la ciudad. También les llamo la atención la existencia de unos locales en los que cada grupo de amigos montaba su propia fiesta y que servían para dar un mayor colorido a la misma.

Una vez en Fraga, algunos de esos jóvenes que se habían desplazado a Huesca empezaron a moverse para organizar unas Fiestas similares a las que habían vivido.

Se convoco una reunión en el Central Brunito, a la que acudieron una veintena de jóvenes, y en la que se les explico que se quería formar una Peña como en los San Fermines o en San Lorenzo.

Los días previos fueron días de preparativos, reuniones, ir y venir de jóvenes inquietos, hechos que no pasaron desapercibidos para el resto de la población, y muchos fueron los curiosos que salieron a la calle para conocer el resultado de tanto nerviosismo.

Todos los trámites se tuvieron que hacer con mucha prisa debido al poco tiempo con que contaron para organizarse. Una de las ideas que llevaron a cabo fue la de elegir a una persona que representase a todos los peñeros. Para la ocasión decidieron nombrar una Reina de la Peña a imagen y semejanza de la que se nombraba por parte del Ayuntamiento.

Las referencias a la Peña Fragatina en el Programa Oficial de Fiestas se limito a la que se hacia para la noche del Pregón y a una nota en la que se indicaba que las peñas locales harian acto depresencia en la mayor parte de los actos oficiales. Pero la Peña había elaborado su propio programa en el que se recogía multitud de actividades para los peñeros.